Blog
Esto es SHINOI LABS:

La mejor decisión para un blanqueamiento dental Málaga

March 2024 Javier Lozano

Hace unos años, buscando local para abrir una clínica en Málaga (finalmente no la abrimos), me encontré con un cartel enorme en la ciudad: BLANQUEAMIENTO DENTAL MÁLAGA.

Un blanqueamiento dental en Málaga tiene muchas implicaciones

No me extrañó que fuese algo tan destacado, teniendo en cuenta la cantidad de sonrisas agradables que hay en esta provincia española.

 

Dientes jóvenes, blancos, saludables. Da gusto visitar la ciudad (he ido después varias veces) y comprobar cómo “su duende” y su “magia” se expresan en la sonrisa de sus habitantes.

 

Ahora bien, si tuviéramos que tomar la decisión de cómo hacernos un blanqueamiento dental Málaga, deberíamos analizar bien todas las posiblidades.

 

Es decir, al margen de pensar si vivimos en la capital, en Marbella, Mijas, Fuengirola, Vélez-Málaga, Torremolinos o en cualquier otra población, tenemos que plantearnos qué formato queremos.

 

Porque de eso depende todo: el precio, la duración, el esfuerzo, el resultado…

 

Y es que las posibilidades son muchas, tanto de elección como de lo que conseguimos después de uno de estos procedimientos.

 

Una de las opciones más habituales es el blanqueamiento en clínica. Lo realizamos los dentistas, primero asegurando que no hay enfermedades activas: ni periodontitis, ni gingivitis, ni caries… si están presentes, sabemos que la prioridad es abordarla (aunque a veces al paciente le cueste entenderlo).

 

Para ello, solemos hacer unas fotos iniciales. Sirven sobre todo para comprobar la evolución, así que es importante que se realicen en condiciones medidas de luz y distancia de la cámara a la boca. Así después de hacerlo se pueden replicar y conseguir ver el cambio sin distorsiones por los efectos lumínicos que puedan interferir en la foto.

 

Después, protegemos las encías. Este paso es muy importante: se coloca una especie de “gel de uñas” (es un ejemplo) que, pasados unos segundos de exposición a la luz (normalmente lo aceleramos con unas luces especiales), se pone “rígido”. Así cuando ponemos el gel blanqueador en el diente, no contacta con ella (siempre que esté bien puesto, por eso en los blanqueamientos en clínica es importante que el profesional tenga experiencia… o nos quemará la encía).

 

Después aplicamos el gel blanqueador en sí mismo. Suele ser un peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida en una concentración superior al 40%. Se aplica en clínica dental, muchas veces con lámpara led.

 

Créeme: si pones ese gel en tu mano, se quema.

 

Si lo pones en tu encía, también se quema. A fin de cuentas, es “agua oxigenada” en alta concentración (piénsalo: ¿a que pica en las heridas? Pues sobre la piel en esa concentración, no te imaginas).

 

Pasados unos minutos de la sesión del blanqueamiento, dependiendo del producto y siguiendo las instrucciones del fabricante, lo eliminamos y volvemos a poner otra capa.

 

Dependiendo de la fórmula en cuestión, repetimos este proceso una o varias veces hasta conseguir dientes blancos y brillantes.

 

Así, pasados 45-60 minutos, conseguimos mejorar el color del diente.

 

Claro, que si estás pensando en hacerte un blanqueamiento dental Málaga, tienes que pensar que esta técnica tiene limitaciones:

-       Para optimizar el tiempo, se suele aplicar en todos los dientes a la vez, de manera que si alguno era más amarillo al principio, también lo seguirá siendo al final, de forma que habrá un contraste en tu sonrisa entre dos o más tonos de amarillo o blanco

-       El peróxido en alta concentración deshidrata el diente y hace que se produzca sensibilidad intensa durante varios días después… a veces cuesta incluso beber agua del grifo y hay que “templarla” un poco

-       Debemos seguir una dieta blanca los días después. Es algo que varía según las recomendaciones del profesional, pero ten claro que se acabó el café, el tabaco, el vino…

 

También podemos emplear técnicas en casa. Con férulas a medida o termoformables. Siempre después de una limpieza bucal.

 

Una, con producto facilitado por dentista, que es el mismo que el anterior, pero en menor concentración.

 

Otra, la fórmula profesional SHINOI LABS. En 30% de concentración, mayor que el 10 o 16% que plantean los dentistas para los tratamientos en casa, pero con PAP-S, cuya ventaja fundamental es que no provoca sensibilidad dental, lo cual es una ventaja para un blanqueamiento dental en Málaga. Además, no necesita que dejes de consumir café o tabaco, por lo que en caso de que tengas una de estas costumbres… ¡es tu mejor elección!

 

Sea cual sea la técnica escogida, como siempre incidimos, es muy importante no dejar de hacer un mantenimiento, basado en:

-       Revisión anual y “limpieza dental” en tu profesional de confianza

-       Cepillado diario con un dentífrico que tenga blanqueante activo… ten en cuenta que en España el que tiene más concentración es CLARITY de Shinoi, con un 4% de blanqueante activo en su fórmula

-       Si pasados 2-3 años notas que el diente amarillea ligeramente, no dudes en volver a aplicar un blanqueamiento “de recuerdo”, ya sea con peróxido o PAP-S, en pocos días recuperarás ese tono blanco y fresco que tanto te gusta

 

¡No te lo pienses, blanquéate ya!

Otros artículos