Blog
Esto es SHINOI LABS:

¿Te acuerdas de las pastas de carbón activo dientes?

March 2024 Javier Lozano

Hace unos años se pusieron de moda en internet las pasta de carbón activo dientes. Eran polvos de color negro. Algo así como “carbón en polvo”.

Imagínate que coges arena del mar. Y te cepillas los dientes con ella. ¿Qué ocurre? Pues que frotas más que con una pasta normal y puedes quitar restos de alimentos, de manchas… y también de dientes.

Pero a veces nos volvemos “locos” y cuando vemos en internet imágenes de carbon activado dientes nos enfrentamos a una disyuntiva: ¿me creo algo que me gusta o lo descarto porque es una locura?

¿Blanquea los dientes? ¿Cuida mi esmalte dental? Mi salud bucodental es tan importante como mi estética dental.

Lamentablemente, muchas personas decidieron creérselo. Pensaron que el carbón activo blanquea, que podía conseguir dientes más blancos. Sin ni siquiera limpiezas profesionales.

A veces, los consumidores y usuarios pensamos mucha atención a las redes sociales. Incluso para un blanqueamiento dental.

Pasta de dientes de carbón activo, ¿nos fiamos?

Afortunadamente, hasta donde se sabe no hubo ningún problema grave. Posiblemente porque pasó la moda y quien usó las pastas de dientes de carbón activo dejó de hacerlo más pronto que tarde, viendo que lo único que hacían era quitar alguna mancha muy notable, pero no blanquear los dientes.

 

Si alguien hubiera estado usándola desde entonces, sería algo así como frotarse todos los días el cuerpo con arena de playa mientras se ducha. Posiblemente tendría la piel irritada.

 

Es más, teniendo en cuenta que al popularizarse se empezaron a fabricar sin ningún tipo de control sanitario, en muchas ocasiones en fábricas asiáticas que no tenían experiencia previa en estos productos… posiblemente muchos tenían un índice de abrasividad altísimo.

 

¿Qué qué es el índice de abrasividad?

 

Esto es algo que nos indica cómo de abrasivo es un producto. Muy frecuente en pastas de dientes.

 

Hay algunos “burros” que siguen defendiendo que cuanto menor es, mejor. Pues no. Lo ideal del RDA (que así se llama) es que esté en unos valores medios.

 

Pongamos que entre 100 y 200. Digo pongamos porque todo esto es algo relativo, no hay una ciencia exacta, ni dos seres humanos iguales con las mismas necesidades.

 

Así, las pastas de carbón activado dientes podían llegar a tener RDAs de casi 1000. Se hicieron estudios en laboratorios independientes y se comprobó que era una locura.

 

Casi tanto como cepillarte con una pasta de RDA 1: eso prácticamente no elimina suciedad. Las pastas dentales tienen químicos que protegen nuestros dientes (como el flúor, que es importantísimo, y está presente en la fórmula de la pasta blanqueadora Clarity) y también ayudan a “eliminar” restos de comida como un complemento al cepillo de dientes.

 

Necesitamos abrasividad. De hecho, hay algunas pastas dentales con abrasividad baja que, como los cepillos dentales suaves, ofrecen una peor higiene oral.

 

¿Qué cuando se recomiendan? Pues los cepillos suaves cuando hay una cirugía reciente (por ejemplo, te has sacado una muela). Y las pastas con RDA bajo cuando hay una sensibilidad dental muy grande que prácticamente no te deja cepillarte. Pero eso es algo que hay que tratar, no es conveniente usar siempre esas pastas porque empeoran tu higiene oral.

 

Eso sí: no oirás a un dentista que recomiende una pasta de carbón activo dientes.

 

Básicamente porque, como decíamos al principio, es una atrocidad. Como limpiarte todos los días con arena de la playa.

 

Otro debate sería si puedo usar un par de veces al año un dentífrico de carbón activo dientes. 

 

Bueno, ese sería otro debate.

 

A decir verdad, no creo que exista evidencia sobre este uso tan limitado. La intuición profesional me dice que eso haría como cuando en el siglo pasado había algunas personas que, con la misma idea de quitar manchas superficiales, se cepillaban con bicarbonato.

 

Pues un día está bien. Quizás se quita alguna mancha. Dos días, es posible. Pero más allá de eso no es, en modo alguno, recomendable.

 

Créeme: nunca hay que hacerlo de manera consistente porque podrían generar un daño más que considerable en nuestros dientes.

 

De hecho, esto es algo que se demuestra con relativa facilidad. Lo vemos claramente en personas que hacen una presión excesiva al cepillarse los dientes.

 

Esas personas, como tú y como yo, suelen tener una motricidad mayor en un lado del cuerpo. Vamos, que son diestras (como la mayoría de la población) o zurdas (como yo y, quizás, tú).

 

¿Que qué tiene eso que ver?

 

Pues que si una persona diestra usara todos los días durante años una pasta de carbón activo dientes y además hiciera una presión excesiva con el cepillo (la recomendada aproximada son 200 gramos…) pues nos encontraríamos muchas “lesiones” y desgastes en el lado contrario: el izquierdo, porque es donde la mano hace más fuerza.

 

¿Te sorprende?

 

Bueno, pues ya sabes algo nuevo. Porque que el carbón activo dientes no funciona para blanquearlos, es algo que conoce todo el mundo a estas alturas. 

 

Realmente, si quieres blanquear los dientes tienes que optar por fórmulas profesionales como la de SHINOI, con PAP-s, una fórmula que además de eliminar manchas (tiene agentes para eso), aclara la estructura del diente quitando sus “cromóforos”, los pigmentos que le dan un tono más amarillo.

No lo dudes y prueba nuestra fórmula: ofrecemos garantía de 30 días sin preguntas porque sabemos que es la mejor que existe. Compruébalo hoy.

Otros artículos