Blog
Esto es SHINOI LABS:

¿Por qué usan los dentistas el blanqueamiento Opalescence?

March 2024 Javier Lozano

 

Los dentistas empleamos distintas fórmulas para blanquear los dientes en clínica, dependiendo de múltiples factores. Estos son la marca del fabricante, la confianza que nos inspira o la concentración de producto que lleva cada uno de ellos. Una de estas opciones es el blanqueamiento Opalescence.

En general, lo más habitual es emplear peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida, en concentraciones variables de producto. En esto es en lo que se basa la línea de blanqueamiento dental Opalescence.

Es importante descartar su pasta dental, que solamente sirve para la eliminación de manchas superficiales (ya que no contiene agentes blanqueadores como sí lo hacen otros productos del mercado, como el Clarity). El resto de productos de su línea Opalescence blanqueador son consistentes con esta forma de trabajar de los dentistas en base a peróxido.

Si nos referimos a su línea Opalescence blanqueador GO, se trata de un tratamiento con cubetas de blanqueamiento universales, con una concentración de peróxidos del 6%. Estas férulas están predosificadas, de forma que no podemos graduar la cantidad de gel blanqueador dependiendo de nuestras necesidades. Tampoco podemos dejar de blanquear algún diente que tenga el color más banco.

Eso es un inconveniente respecto a otros productos, como el Ivory Day, que permite aplicar el blanqueador (fórmula PAP-S en este caso) en dientes algo más amarillos. Así se consigue blanquearlo al mismo nivel que los demás.

Opalescence Go funciona, siendo cómodo para los dentistas y los pacientes, que las reciben y pueden aplicarlas en cualquier momento. Eso evita tener que verter el peróxido de hidrógeno o de carbamida, ya que está preaplicado en las cubetas estándar.

Las cubetas predosificadas tienen inconvenientes

Esto por otro lado implica también algunas limitaciones cuando los dientes se encuentran “apiñados” en una persona que no ha llevado previamente ortodoncia. Por esto, el dentista que lo facilita tendrá que valorar si es el ideal, ya que no sirve en casos con mucho apiñamiento.

Su línea de blanqueamiento Opalescence PF tiene un funcionamiento similar al White Night: se aplica en cubetas que se suelen utilizar por la noche. Así se maximiza el tiempo que hacen efecto.

Estas tienen una concentración de producto del 10 o el 16%, algo que es importante valorar porque los peróxidos habitualmente producen sensibilidad. Esto hace que en muchas ocasiones sea recomendable optar por una concentración baja, aunque el resultado sea más discreto o tarde más en producirse.

En el caso de White Night, con un comportamiento similar, podemos encontrar una clara ventaja. Esta es que no produce sensibilidad gracias a que la fórmula PAP-S no contiene peróxidos.

Sí que podemos desde luego afirmar que el blanqueamiento dental Opalescence ofrece buenos resultados, sin embargo se puede adquirir únicamente tras la visita a un profesional. Y es que la Unión Europea no permite que cualquier persona acceda al mismo ya que esto podría originar problemas en tus dientes o tus encías.

En este sentido, recordar como siempre que el peróxido de hidrógeno y el peróxido de carbamida son “lo mismo”. Es decir, el peróxido de hidrógeno es una fórmula especial de lo que comúnmente conocemos como “agua oxigenada”. Puedes mirarlo en cualquier botella: ¡así es como se llama!.

Como en algunos casos produce irritación de las encías, fabricantes como Opalescence de blanqueamiento dental lo convierten a una forma más suave: el peróxido de carbamida.

El peróxido de carbamida se “descompone” en peróxido de hidrógeno y urea. Aproximadamente decimos que la relación es de 3 a 1. Es decir, que si hay un 15% de peróxido de carbamida, encontraremos un efecto del 5% de peróxido de hidrógeno.

Una de las cosas que más nos gusta de la fórmula de Shinoi Labs es que ofrece una alta concentración de agente blanqueante PAP-S: hasta el 30%. Esto es algo que no se ha conseguido en ninguna otra formulación de producto.

Finalmente, en lo que respecta a las distintas presentaciones del blanqueamiento dental Opalescence, cabe destacar que tienen otros excipientes. Estos están pensados precisamente para evitar la sensibilidad dental que producen estos productos al exponer los túbulos dentinarios tras la aplicación de los peróxidos blanqueadores.

Son fundamentalmente fluoruro sódico e hidróxido sódico (nitrato de potasio y fluoruro), en una concentración relativamente baja. Están pensados para remineralizar el diente después de la “microagresión” que se produce al aplicar estos productos. Recordemos que son de una multinacional como Ultradent, fundada por el doctor Dan Fischer, que produce otros productos de uso exclusivo por parte de profesionales dentales.

Así muchos dentistas pueden ofrecer estos blanqueamientos profesionales que, como los de la línea SHINOI, se recomienda usar en combinación con una pasta dental blanqueadora, a fin de evitar que desaparezcan los efectos en el caso de personas que fuman o beben café.

Otros artículos