Blog
Esto es SHINOI LABS:

Por qué algunas personas piensan que el blanqueamiento dental es malo

March 2024 Javier Lozano

Muchas personas si plantean si el blanqueamiento dental es malo. Y es que existen muchas creencias que nos alejan de una sonrisa blanca y sana y de blanquear los dientes efectivamente.

 

La primera de ellas: que se quita esmalte y pierdes salud dental. Para nada. Un blanqueamiento dental profesional (en clínica dental o en casa como el de SHINOI LABS) es seguro a corto, medio y largo plazo.

 

Otra cosa es que cojamos una pasta de dientes lila y queramos que eso sea seguro. Pues es posible. O es posible que no. O que usemos geles blanqueadores "a granel" después de una limpieza dental.

 

Pero un blanqueamiento profesional, cuando vemos sus resultados en el microscopio, no produce una pérdida de esmalte dental o una pérdida de salud bucodental. Apenas tiene efectos secundarios

 

Si acaso, durante unos días, se produce una ligera deshidratación del diente después de blanquearlo. Eso es lo que produce la sensibilidad dental, la pérdida de agua.

Si el blanqueamiento dental es malo o no depende de cómo lo hagas...

Pasados unos días, la cantidad de agua se reestablece. A fin de cuentas ¡los dientes están húmedos todo el tiempo! Sobre todo con tipos de blanqueamiento dental con peróxidos.

 

Y es que la saliva es maravillosa y protege nuestras encías, nuestros dientes, nuestra lengua, nuestras mucosas…

 

El caso es que decidimos emplear PAP en nuestra fórmula por una razón como esa: al no deshidratar, no produce sensibilidad. ¡Qué cantidad de gente se pone contenta del poder de una buena estética dental!

 

Otra de las cosas que se plantean, precisamente, es que el tratamiento de blanqueamiento aumenta la sensibilidad dental PARA SIEMPRE. Posiblemente, ya has entendido que no.

 

Cuando después de unos días de terminar el tratamiento (clínico en dentista o cosmético como SHINOI) tu saliva protege al diente y hace que recupere su equilibrio hídrico (vamos, el agua que ha perdido), tus dientes vuelven a estar perfectamente.

 

Pongamos un ejemplo: imagínate que la sensibilidad se mide del 1 al 10. Y tú tienes un 7. Cuando te blanqueas con peróxidos como los que usamos los dentistas, a lo mejor sube al 8 o al 9. Ahí puede que moleste algo, sobre todo si aplicas calor, con las famosas lamparitas.

 

Pero, pasados unos días, el agua vuelve. Tu diente recupera su función. Y te encuentras con que la sensibilidad vuelve a estar en 7.

 

Los blanqueamientos dentales no aumentan la sensibilidad dental de manera permanente. Que nos quede claro. Da igual que sean en lápiz, en cubeta, en férula individualizada. No le demos más vueltas, no lo hacen.

 

¡Ah! Un inconveniente.

 

En algunas fórmulas de blanqueamiento con peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida, los dentistas os pedimos que dejéis de comer o beber alimentos con pigmentos. 

 

Cero café. 

Cero tabaco. 

Cero vino tinto. 

Cero tomate frito.

 

Claro, eso es un obstáculo: ¿cómo vas a estar un mes sin cafeína para blanquearte los dientes con un agente blanqueador basado en peróxido (agua oxigenada)?

 

Con SHINOI quisimos darle la vuelta. La “joya de la corona” que dice nuestro CEO, es CLARITY. La primera pasta del mundo con un 4% de PAP-S en su estructura.

Puedes beber el café que quieras mientras te blanqueas el color de los dientes. Litros y litros. Ojo, que no te pases con la cafeína y te entren los nervios.

 

Como te cepillas tres veces al día con una cantidad pequeña de agente blanqueante, esas manchas no se producen. Y sigues con tu dieta. Y sigues con tu vida. Odontología estética al poder.

 

Parece sencillo, pero costó mucho, mucho, conseguirlo. Por eso estamos tan orgullosos. No se trata de “vender blanqueamientos”. Se trata de hacer mejor la vida de las personas que nos rodean.

 

Así que, si piensas que el blanqueamiento dental es malo, ya ves que no. De hecho, cuando sonríes comunicas muchas cosas. Unos dientes más blancos te hacen parecer una persona más inteligente.

 

Una sonrisa más armónica (con dientes todos del mismo color, para lo que desarrollamos White Night y Ivory Day) resulta más atractiva para quien te ve en redes sociales.

 

Posiblemente no lo has pensado nunca, pero el blanqueamiento dental tiene muchas más cosas buenas que malas.

 

Es decir, tienes que aplicarlo durante unos días. Hacer un pequeño esfuerzo. Una nueva rutina. Pero, pasadas unas semanas, tu vida cambia para siempre.

 

Por eso decimos que un blanqueamiento profesional es bueno. Ojalá nuestro mensaje llegase a muchas personas. Y fueran a su dentista. O comprasen SHINOI.

 

Si lo piensas, cuando miras a otra persona, te sientes mejor si te resulta agradable a la vista. ¿Por qué no íbamos a querer mostrar nuestra mejor sonrisa al mundo?

 

Si te sirve el consejo (aunque pueda parecer interesado), te recomendamos que no lo pienses más y busques un blanqueamiento profesional que te ayude a mejorar tu sonrisa, a sentirte mejor, y a ofrecer al mundo tu mejor versión.

 

¡Ah! Y recuerda lo que hemos dicho al principio: nuestra opinión es que los blanqueamientos dentales no son malos… siempre que sean profesionales.

 

Recuerda escoger bien y cuidar tus dientes, ellos te ayudarán a masticar toda tu vida y a conseguir una nutrición equilibrada.

Otros artículos