Blog
Esto es SHINOI LABS:

¿Mi blanqueador dental funciona?

February 2024 Javier Lozano

Hace unos meses, cuando lanzamos la línea de blanqueamiento dental shinoi nos preguntamos a nosotros mismos eso que tú tienes hoy en la cabeza. Lo que nos ha traído hasta aquí a todos.

Cuando pensamos en blanquearnos los dientes tenemos claro que debemos prestar atención a diversos aspectos:

-       La seguridad

-       Los resultados

-       El precio

-       La duración

-       El tiempo de aplicación

Y, posiblemente, también el sabor, aunque este aspecto sea algo menos relevante.

El funcionamiento de un blanqueador dental debe considerar varios de estos aspectos, que queremos cubrir en este post de hoy.

 

El primero de ellos es el funcionamiento en sí mismo. Un blanqueamiento dental funciona cuando:

-       Aclara los dientes, algo que es relativo por otro lado, porque para una persona la expectativa puede ser de un ligero cambio en el tono. Para otra, esperar que el cambio sea radical, blanqueando muchísimo los dientes, algo que suele conllevar numerosas aplicaciones y un tiempo largo de exposición. Además, en determinados casos puede no llegar a producirse, dependiendo de la naturaleza del diente

-       Tiene ingredientes blanqueantes activos, algo que no ocurre por ejemplo con los famosos blanqueadores morados. Estos que tienen una peculiar forma de llamar a sus ingredientes, fórmula purple V34, que no tiene nada que se haya considerado blanqueamiento clínico ni cosmético

-       Elimina manchas superficiales, algo que también depende de la composición. Recordemos que el diente puede estar amarillo por su interior o su superficie, y ambos aspectos son importantes.

Por eso en las fórmulas de blanqueamiento SHINOI nos aseguramos de incluir agentes activos en nuestras fórmulas. Eso nos permite ofrecerte resultados de aclaramiento gradual (lo sentimos, no es instantáneo), gracias a su contenido en ingredientes blanqueadores, y que además eliminasen manchas superficiales.

Quizás nunca lo habías pensado, pero el contenido de una pasta de dientes es tan “delicado” como el de un bizcocho. Si te pasas algo de harina, o de huevo, incluso si el horno está ligeramente más caliente, el resultado no es el mismo. Por eso nuestro equipo de investigación, liderado por el doctor Javier Lozano, es el más interesado en que el equilibrio de agentes mantenga las propiedades blanqueantes. A la misma vez que cuida tus dientes y tus encías.

 

Y de ahí vamos a otro de los puntos importantes del funcionamiento: la seguridad.

Un blanqueamiento dental es seguro cuando:

-       Se puede aplicar con tranquilidad desde la propia casa del usuario. Algo que distingue a los blanqueamientos cosméticos, como la línea SHINOI, de los clínicos, que llevan peróxidos. Esto está certificado por la Unión Europea.

Las pastas blanqueantes deben ser seguras

-       Cuando contiene ingredientes protectores de encías, algo muy importante para nosotros, siendo una marca desarrollada por dentistas en España. Queremos que tus encías estén cuidadas y por eso incluimos polvo de hongo chondrus crispus, extracto de jugo de aloe barbadensis, extracto de púnica granatum (granada) y extracto de chamomila recutita (manzanilla).

-       Cuando evita la sensibilidad dental, algo que nuestra fórmula consigue gracias a la combinación de bicarbonato de sodio y PAP. Estos permiten eliminar las manchas de fuera y dentro del diente sin sensibilidad y sin desgastar el esmalte.

 

En relación a este punto anterior, tenemos que considerar el tiempo de aplicación. Sería “fantástico” poder blanquear los dientes en un momento. Algo así como lo que proponen los famosos anuncios de purple v34: lo aplicas y están blancos. Pero resulta que eso es imposible.

Imagínate que quieres ponerte moreno: tardas unos días en conseguirlo tomando el sol. Aunque sea con rayos uva concentrados, tardas unos días, no peudes hcerlo todo de golpe. La única posibilidad de hacerlo “al instante” sería pintarte con crema de zapatos o algo así. Con los dientes, no hay pintura que valga: hace falta tiempo de aplicación.

Así que cualquier producto que prometa resultados instantáneos… o se equivoca, o no te está contando la verdad.

La realidad es que cualquier blanqueamiento profesional que realizamos los dentistas en clínicas dentales, o que te realices a nivel cosmético, tarda en producir sus efectos. Tienes que aplicarlo repetidamente. Mejor si es seguido en el tiempo, aunque no pasa nada si dejas días de espacio entre unos y otros.

Lo importante es tener en cuenta que el tiempo de aplicación debe ser bajo… pero no mucho. Por eso en nuestra fórmula Clarity estamos tan contentos de haber estabilizado un 4% de PAP-S. Evita manchas de alimentos y bebidas.

Es la primera pasta dental en conseguirlo. Y te permite aplicar un agente blanqueante cada día. Eso es imposible con cualquier otra tecnología (ni peróxido de carbamida, ni nada de nada).

Colgate Max White gel blanqueador por ejemplo contiene únicamente un 0,1% de peróxido de hidrógeno. Y es mucho más caro. Loco, ¿verdad?

El peróxido de hidrógeno es el blanqueamiento clásico

Hemos abordado el último punto pendiente de la lista: el precio. Cuanto más económico, mejor. Pero siempre que se cumplan los puntos anteriores. La seguridad y la estética dental.

Lo mismo nos ocurre con la duración del resultado: cuanto más larga, mejor. Para esto, te recomendamos Clarity: evitarás perder los resultados de cualquier blanqueamiento que te hagas solo sustituyéndola por tu pasta habitual.

Otros artículos