Blanqueamiento dental Philips Zoom, ¿merece la pena?

Blanqueamiento dental Philips Zoom, ¿merece la pena?

Muchas personas se plantean cada día en España si un blanqueamiento dental Philips Zoom podrá mejorar el color de sus dientes. O si no merecerá la pena el resultado del blanqueamiento.

Como siempre, se trata de algo relativo porque la percepción de cada persona de lo que es un cambio significativo o escaso,…

Es algo que varía completamente de una persona a otra. Igual que los efectos secundarios del blanqueamiento dental (salvo dañar el esmalte, que es un problema para todos).

Qué químico tiene el blanqueamiento dental Zoom

Lo primero es aclarar que el compuesto que produce el blanqueamiento es el de siempre en clínicas dentales: peróxido de hidrógeno (no apto para menores de 18 años).

Lo que varía en este caso es que hay una unidad de producto para cada paciente. En lugar de que el dentista compre por separado la barrera gingival, el blanqueamiento, el separador de bocas, o la lámpara si la usa. Pues Philips ZOOM whitespeed proviene todo del mismo fabricante (Philips, seguro que te suena).

El producto en sí, o la lámpara, no demuestran muchas diferencias respecto de otros sistemas que pueden encontrarse en clínica. Pero podríamos decir que es el primero que ha hecho estrategias de publicidad y marketing directamente a pacientes y profesionales. Esto hace que resulte relativamente conocido.

El blanqueamiento Zoom es frecuente en clínicas dentales

Blanqueamiento dental Philips Zoom precio

Eso mismo hace que el precio sea sustancialmente mayor que el de otros blanqueamientos: de alguna manera, hay que pagar la marca.

Podemos referirnos cómodamente a 1000€ por un blanqueamiento dental. Algo que escapa de los bolsillos de algunas economías y que, por otro lado, no es mejor que un blanqueamiento en clínica de otro tipo.

Recordemos que, más allá de la marca que se use de peróxido de hidrógeno, lo importante es cómo lo aplique el profesional.

El número de aplicaciones, la forma de distribuir el producto… son aspectos muy importantes. Y es que en clínica el tiempo de contacto del blanqueador con los dientes es reducido, así que el resultado es muy dependiente de la técnica.

 

Blanqueamiento dental Zoom consecuencias

Las consecuencias como tales de este blanqueamiento son las mismas que en cualquier otro que se realice con peróxido de hidrógeno o de carbamida en una clínica dental.

Podríamos hablar, en general, de los siguientes:

-      Irritación de encías si el producto entra en contacto con ellas, por lo que siempre se usa una barrera protectora después de la higiene bucal y antes de los tratamientos de blanqueamiento dental

-      Sensibilidad dental durante el procedimiento (unos 45 minutos) y unos días después de aplicar los geles blanqueadores en la clínica. Esto genera incomodidad al beber incluso agua a temperatura ambiente (solo unas pocas personas experimentan poca o ninguna sensibilidad)

-      Pérdida del blanco inicial a los pocos días si no se mantiene una dieta estrictamente blanca después de aplicarlo (no podrás tomar vino tinto y tendrás limitados ciertos alimentos y bebidas)

Es importante recordar que el producto blanqueador no necesita una lámpara para hacer efecto. Y es que la mayoría de los estudios nos dicen que no mejora los resultados.

Lo que sí puede hacer es aumentar la temperatura del producto y de los dientes. Recordemos que la luz hace eso: aumentar la temperatura, incluso aunque queramos llamarla “luz fría” o se trate de una luz led como otros productos de blanqueamiento con estudios clínicos.

Ese aumento de la temperatura, que no supone mejora en el proceso, implica algo que sí hay que tener en cuenta: dolor.

Dolor blanqueamiento dental Zoom

El blanqueamiento con lámpara puede producir un dolor intenso, que deberá ser manejado con cuidado por el profesional. De hecho, nunca se podría realizar con anestesia porque el paciente debe manifestar las molestias para interrumpir el procedimiento. Así evita producir daños irreversibles al nervio si hay mucho dolor.

Cabe destacar algo importante: cuando hay lesiones de encías debe aplicarse vitamina E sobre estas. En muchos casos Zoom y otros blanqueamientos incorporan unas pequeñas cápsulas que el dentista puede aplicar al paciente en las áreas quemadas.

La vitamina E se aplica directamente sobre esas quemaduras en la encía y ayuda a que se regeneren antes que si no se aplicase.

De forma que, como vemos, el blanqueamiento Zoom tiene una ventaja clara, que es que consigue el resultado en pocos minutos de aplicación

Y una serie de factores a tener en cuenta antes de hacer el tratamiento:

-      La técnica del profesional

-      La protección de encías y la posterior aplicación de vitamina e

-      La sensibilidad durante el procedimiento y unos días después

Finalmente, indicar que si no se consiguen los resultados ideales, muchos profesionales recomiendan una segunda o tercera aplicación. Esta pueden decidir si facturarla o no al paciente, en función de lo acordado inicialmente con este.

 

Regresar al blog