Blog
Esto es SHINOI LABS:

Blanqueamiento con bicarbonato, ¿funciona de verdad?

February 2024 Javier Lozano

 

El bicarbonato de sodio es un agente abrasivo suave que puede ayudar a eliminar las manchas superficiales de los dientes. Estas se encuentran en el esmalte dental. 

Actúa mediante la abrasión mecánica, ayudando a frotar y eliminar partículas de alimentos, placa y manchas de la superficie de los dientes.

Por este motivo muchas veces se añade en la fórmula de una pasta dental, para eliminar las manchas superficiales y mejorar el brillo de los dientes.

Así que podemos afirmar que incluirlo en las pastas de dientes es positivo porque ayuda a mejorar el cepillado dental. Concretamente, eliminando restos de alimentos y bacterias con seguridad.

Hasta aquí todo claro, pero… ¿puede utilizarse solo para blanquear los dientes en alta concentración?

Es importante tener en cuenta que el bicarbonato de sodio debe ser utilizado con moderación y no de forma excesiva. Y es que su acción abrasiva puede llegar a desgastar el esmalte dental si se utiliza en exceso o con demasiada fuerza.

Es decir, puede generar problemas de sensibilidad dental a largo plazo. Por eso es recomendable utilizar productos que contengan bicarbonato de sodio bajo la orientación y supervisión de un dentista. 

Bicarbonato de sodio y cepillo

Además, es importante tener en cuenta que el bicarbonato de sodio no es un reemplazo para una buena higiene bucal regular. Para esto, es importante:

-      Usar hilo dental una vez al día

-      Cepillarse los dientes, idealmente con un cepillo recargable oscilante rotacional pulsátil

-      Visitar dos veces al año al dentista

 

¿Qué ocurre con esa creencia popular de hacer blanqueamiento con limón?

En esos casos, la mezcla es… desastrosa. Como casi cualquier remedio casero, daña el esmalte.

El limón, en efecto, tiene un funcionamiento como ácido cítrico que implica que se pueden eliminar restos orgánicos del esmalte dental. Pero también elimina el esmalte en sí mismo, de manera similar a otras estructuras similares en contacto con el limón.

El bicarbonato, como hemos comentado previamente, tiene un efecto abrasivo. Concretamente, produce eliminación de restos orgánicos y también minerales de parte de la estructura natural del diente.

La suma de ambos puede ser muy peligrosa: erosión física del bicarbonato y química del limón. Al combinarlos podemos originar, en efecto, una eliminación rápida de las manchas, pero también descontrolada y peligrosa, pudiendo perder esmalte dental.

Así que, como conclusión, diremos que:

-      Es adecuado incluirlo de manera controlada en las pastas dentales, como clarity

-      No debe usarse solo para la higiene dental

-      En ningún caso debe usarse combinado con limón para cepillar los dientes

Otros artículos